95

Casas en Venta en Tulancingo de Bravo

Ordenar por:

Cargando Resultados

TENDENCIA DE PRECIOS EN Tulancingo de Bravo

El valor medio de un inmueble en venta en Tulancingo de Bravo es de $ 1,220,000 pesos, es decir, $ 9,280 pesos el metro cuadrado, lo cual depende de varias características, entre ellas, su tamaño y ubicación.

De acuerdo con el índice de precios de Lamudi, hace seis meses el valor medio en $ 8,770, disminuyó en -5.43%.Hace un año era de $ 8,770, por lo cual disminuyó en -5.43%.

Estas cifras demuestran que los precios de Tulancingo de Bravo experimentaron cambios notables en dos periodos de tiempo relevantes para el mercado de los bienes raíces.

Ten en cuenta que los precios suelen cambiar constantemente debido a la plusvalía que generan; también, se relacionan con las ventajas que supone residir en la zona: el acceso a todos los servicios y la cercanía con centros escolares, comerciales, de trabajo y esparcimiento.

Por su amplia oferta inmobiliaria, producto de una importante inversión en el sector en los últimos años, Tulancingo de Bravo es considerado uno de los lugares ideales para radicar en México. Su desarrollo ofrece a los habitantes una buena calidad de vida y un futuro próspero.

Las propiedades en Tulancingo de Bravo han sido diseñadas para satisfacer las necesidades de la vida moderna y cada vez más personas desean mudarse aquí.

Si estás decidido a adquirir casa en este sitio, analiza toda la información para tomar la mejor decisión.

Casas en venta en Tulancingo de Bravo

Tulancingo de Bravo es un municipio del estado de Hidalgo. Su nombre en náhuatl significa “En tular o detrás del tule”. Ha sido habitada desde el 500 a.C. donde los toltecas erigieron una ciudad, hasta que es conquistada y dominada por los españoles. Durante la Independencia de México vuelve a ser escenario de batallas en 1821, siendo tomada por Guadalupe Victoria y Nicolás Bravo de quien toman su nombre como homenaje.

La ciudad está viviendo un acelerado crecimiento demográfico superando ya los 161 mil habitantes esto impulsado por su actividad agrícola, comercial e industrial que han provocado la creación de la Zona Metropolitana de Tulancingo en conurbación con los municipios vecinos de Santiago Tulantepec y Cuautepec de Hinojosa.

Todo lo anterior, ha impulsado su economía, elevando la calidad de vida de sus habitantes al mejorar los servicios públicos y por ende desarrollándose nuevos proyectos inmobiliarios que aumentan su desarrollo urbano, haciendo de Tulancingo una ciudad a considerar para invertir en bienes raíces.

 

Educación, áreas verdes y vías de comunicación

En la ciudad te encuentras con una importante infraestructura educativa en todos los niveles destacando el campus de la Universidad Autónoma de Hidalgo, el Instituto de Ciencias Agropecuarias, la Universidad Politécnica de Tulancingo, el Instituto Tecnológico de Educación Superior y la Universidad Tecnológica de Tulancingo.

Si buscas adquirir una vivienda cercana a áreas recreativas Tulancingo cuenta con eso, albergando variedad de espacios para la convivencia como el Jardín la Floresta con espacios infantiles cubierto por las copas de sus frondosos árboles y el Parque Recreativo el Caracol con juegos infantiles, biblioteca, áreas verdes, canchas de futbol y pista de patinaje muy popular entre los más pequeños de la ciudad.

Vivir en Tulancingo te da la oportunidad de tener varios escapes porque se ubica a solo 48 minutos de la capital del estado Pachuca por carretera directa y a dos horas de la Ciudad de México por medio de las carreteras Tulancingo – Ecatepec y México 132 además de contar con líneas de transportes que te desplazan cómodamente dentro y fuera de la ciudad.

 

Conoce más de Tulancingo

Entre sus principales atractivos se encuentra la Catedral de Tulancingo de arquitectura neoclásica, cuya fachada está elegantemente embellecida por columnas jónicas, torres y un frontón de cantera gris y en su interior, resguarda un altar también de cantera bellamente labrada predominando de nuevo el estilo neoclásico con detalles de oro.

Otros lugares de interés son la Casa de los Emperadores que llegó a ser habitada por Agustín de Iturbide en 1823 y Maximiliano de Habsburgo en 1865 o el Museo del Ferrocarril ubicado en una antigua estación de tren del siglo XIX y si gustas acércate a la Cafetería el Vagón instalada en un antiguo vagón de ferrocarril.

Una vez recorriendo sus atractivos acércate a uno de sus restaurantes y disfruta de sus platillos típicos como las tulancingueñas una torta con queso, jamón y bañadas en crema y salsa verde, unos ricos tlacoyos con salsita o una sabrosa barbacoa al horno, tú decides, pero primero anímate a adquirir una casa en Tulancingo para comenzar disfrutar de esto.