519

Terrenos en Venta en Chiapas

Ordenar por:

Cargando Resultados

La riqueza de Chiapas y sus terrenos en venta

Terreno a la venta en Chiapas

Ubicado en el extremo sur de la República Mexicana, el estado de Chiapas comparte frontera con Guatemala, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y el Océano Pacífico y en su interior está dividido en 122 municipios.

Comprar un terreno en Chiapas significa invertir en una de las tierras más fértiles de todo el país, productora estrella de café, plátano y mango y hogar de más de 11 mil especies que habitan en los diversos ecosistemas que conforman su paisaje natural.

Municipios como San Cristóbal, Tuxtla Gutiérrez, Tonalá, Chiapa de Corzo, Berriozábal, Ocosingo o Palenque resguardan la mayor diversidad de mariposas que existe en México. Formado por montañas, valles y llanuras, la costa chiapaneca cuenta con manglares.

La Sierra Madre de Chiapas, los Altos de Chiapas, el Cañón del Sumidero, la Selva Lacandona, las riveras de los ríos Grijalva y Usumacinta, son tan sólo algunas de las zonas que albergan la rica e interminable biodiversidad chiapaneca, en donde se pueden encontrar sarahuatos, tucanes, jaguares, venados, puercoespines, tortugas, ocelotes, quetzales y mucho más.

Los recursos hídricos chiapanecos también son vastos pues cuenta con lagunas, estuarios, ríos y lagos, hogares de una enorme flora y fauna acuática. Las cascadas de Agua Azul, las lagunas de Montebello, los lagos de Colón, Misol-Ha, la cascada Velo de Novia y la laguna de Catazajá son algunas de las más representativas, siendo esta última un santuario de manatíes.

Vestigios del pasado chiapaneco

Terreno en Chiapas

La biodiversidad chiapaneca actual es asombrosa, igual de asombrosa es su patrimonio paleontológico, de hecho, este estado es considerado el más rico en diversidad prehistórica de México.

El famoso ámbar chiapaneco ha sido el perfecto cómplice milenario de los paleontólogos pues su existencia ha permitido la conservación de especies vertebradas e invertebradas que habitaron la región hace millones de años.

El trabajo que han llevado durante décadas los estudiosos de la riqueza geológica ha resultado en la creación del Museo de Paleontología de Chiapas en el año 2003 y actualmente los trabajos que se realizan en la región han permitido descifrar mucho del pasado de la región, por ejemplo, se ha establecido que en su momento la región fue marina y sirvió como puente entre la América del Sur y la del Norte.