Fase 3: Visitar las propiedades seleccionadas

FASE 3

VISITAR LAS PROPIEDADES SELECCIONADAS

Una vez que el tipo de propiedad, zona y presupuesto han sido decididos, sólo tienes que navegar por Lamudi y encontrarás diversas opciones que se ajusten a tus exigencias. Nuestros anuncios permiten que conozcas con mucho detenimiento las propiedades. Así, las fotos y el mapa que los acompañan, ayudan a que te des una primera idea de lo que podría significar vivir ahí.

A continuación, solamente tienes que elegir cuáles quieres visitar y concertar citas para ir a conocerlas personalmente.

LAMUDI TE ACONSEJA

  • Visitar la zona al menos en dos ocasiones distintas: un día laboral y en fin de semana, de esta manera podrás hacerte una idea más correcta de lo que significa vivir en ese barrio. Tal vez deberías visitarlo también de noche para que veas si la zona en la obscuridad te inspira seguridad o no.

Cuando el momento de realizar estas visitas llegue, no olvides estar atento a cada detalle. Procura sacar el mayor provecho posible a tu visita, examina cada rincón, no importa pecar de meticuloso o curioso, de hecho, te aconsejamos que lo hagas.

Sabemos que es difícil saber qué buscar en una visita que normalmente no dura mucho tiempo y por ello te presentamos los elementos básicos que debes conocer o en los que te debes fijar siempre que vayas a visitar una propiedad que estés pensando en rentar.

  1. Condiciones generales de la propiedad. Revisa si hay grietas, si la construcción está inclinada, si el techo está impermeabilizado, si las ventanas no están rotas. Sí se trata de una construcción vieja busca signos de humedad, revisa la herrería.

En caso de que visites un edificio o fraccionamiento checa también las condiciones generales de éste: alumbrado en áreas comunes, limpieza de las mismas, humedad.

  1. Averigua cómo funciona el suministro de gas y luz. ¿Dónde están los fusibles?, ¿necesitarás tanque de gas?, ¿es gas natural?, son preguntas básicas cuyas respuestas debes tener antes de tomar una decisión.
  2. Respecto a la vital agua: abre las llaves (no se trata de desperdiciar, pero sí de averiguar si el agua corre de manera normal), jálale al excusado. Asegúrate de que no haya ningún mal funcionamiento con este servicio tan importante.
  3. Examina con detenimiento los closets y otras áreas para almacenar cosas. Imagina tus pertenencias en el espacio que hay, ¿caben? ¿es suficiente?
  4. La cocina ¿está equipada? ¿cuenta con alacena? ¿hay suficiente espacio para el refri?
  5. Piensa en el momento de lavar: ¿hay espacio para una lavadora?, ¿cuenta con área de lavado? ¿para tender? ¿lavaderos?
  6. Averigua cómo funciona el servicio de recolección de basura del barrio y en caso de que estés visitando un edificio, del edificio.
  7. Trata de platicar con algún vecino, pregúntale cosas como: ¿le gusta vivir ahí? ¿es una zona tranquila? ¿qué tal el ruido?

Al momento de visitar cada propiedad date chance de cerrar los ojos y deja volar tu imaginación. Imagina tus muebles, tu ropa, tal vez tu mascota o plantas en dicho espacio, imagina los colores que te gustaría que llevaran las paredes, los cuadros que piensas colgar, tus adornos. Trata de visualizarte llevando una feliz y tranquila existencia ahí, ¿funciona?

Si la respuesta es que no, deberás seguir buscando, no te desesperes, ya verás que sólo es cuestión de tiempo para que encuentres tu hogar ideal.

En caso de que la respuesta sea afirmativa y te encuentras ya en el que quieres sea tu próximo hogar, es momento de que te quites el sombrero de detective salvaje y vistas el traje del inquilino perfecto.


ANTERIOR FASE

INICIO

SIGUIENTE FASE