5 pueblos mágicos de Puebla

Foto por r Danielllerandi / CC BY

Hay mucho que ver en Puebla pues es uno de los territorios mexicanos más ricos en cultura y folklore. De sus más de cinco millones de habitantes, al menos el 16% pertenece a los pueblos originarios, de los cuales el 11% preservan su lengua materna, entre ellas náhuatl con sus diferentes variantes, totonaco, popoloca, mazateco, otomí, mixteco y tepehua.

Gracias a ellos y a la conservación de sus tradiciones, así como a las costumbres y el valor de su historia, es que algunos de los pueblos de Puebla son reconocidos como Pueblos Mágicos, los cuales podrás tener a una corta distancia si te decides a mudarte a este encantador lugar.  Aquí te indicamos 5 de los 7 Pueblos Mágicos de Puebla.

¿Cuáles son los Pueblos Mágicos de Puebla?

1. Zacatlán de las Manzanas

Foto por AlejandroLinaresGarcia / CC BY
Foto por AlejandroLinaresGarcia / CC BY

Dentro de la barranca de los Jilgueros, Zacatlán es un pueblo que se rodea del bosque que cubre la niebla en un clima frío pero con campos fértiles de árboles frutales, siendo las manzanas los más característicos. Sus valles que proveen de paisajes desafiantes como el del Valle de Piedras Encimadas, pueden ser recorridos a caballo, bicicleta y hasta carreta.

Su belleza se puede apreciar desde la tradición relojera que tiene como máximo exponente al reloj floral de la Plaza de Armas, hasta los autómatas de la fachada del Centenario en el Museo de Relojería y Autómatas Alberto Olvera
Hernández. No puedes dejar pasar tampoco la magnificencia de sus construcciones coloniales como el convento Franciscano con un San Pablo indígena.

Lejos del ostento, existen casonas viejas con ventanas enrejadas, balcones y puertas de aldabas resumiendo el encanto de un pueblo tradicional y mágico, sobre todo por sus noches de fiesta en la plaza que presentan espectáculos de danza, música y fuegos artificiales. Este es uno de los Pueblos Mágicos cerca de Puebla. Es ideal también  para pasar el fin de semana si vives en Pachuca.

2. Cuetzalan del Progreso

Foto por Bambirucho / CC BY
Foto por Bambirucho / CC BY

Entre valles, selvas de helechos, cascadas, grutas y pozas de agua se encuentra el pueblo de Cuetzalan. Al estar entre los cerros es un pueblo donde los hombres se convierten en pájaro con los danzantes de la Iglesia de San Francisco de Asís. Sus casonas se elevan sobre las calles empinadas en donde también se llevan a cabo los días de plaza y dos ferias importantes, la del Huipil y la del Café.

Se distingue por su arquitectura de sierra y sus calles empedradas y rodeadas de templos como la capilla de la Purísima Concepción y el santuario de Guadalupe también conocida como la Iglesia de los Jarritos, inspirada en la
basílica de Lourdes en Francia. Si te gusta disfrutar de la naturaleza o simplemente salir a “pueblear”, este lugar te encantará.

3. Pahuatlán

Foto por AlejandroLinaresGarcia / CC BY
Foto por AlejandroLinaresGarcia / CC BY

Dentro de la sierra  Madre Oriental, cruzando la barranca se encuentra este poblado el cual ha sido mantenido a través del tiempo permitiendo que prevalezcan las tradiciones y los usos y costumbres de su comunidad. Tiene un
clima perfecto para las cosechas dentro de las que destaca el aguacate. Además, sus pobladores son los elaboradores del antiquísimo papel amate.

La tranquilidad del lugar se percibe en sus construcciones y su gente quienes elaboran artesanías en chaquira, tejidos en hilo, textiles y papel tule. Su gastronomía ancestral es otra de las maravillas que puedes disfrutar pues incluye
platillos como los tamales de pascal, de hollaje o de cacaxtle; chacales, chicales, flores de equimite y licor de acachul. Todo esto lo hace uno de los más atractivos de los Pueblos Mágicos de Puebla.

4. Chignahuapan  

Foto por r Danielllerandi / CC BY
Foto por Danielllerandi / CC BY

Su corazón es una laguna, las aguas termales y el Cerro Colorado, los cuales enmarcan a la comunidad que fabrica las esferas de navidad. Una de sus edificaciones más representativas es el kiosco de la plaza principal, la Plaza de la
Constitución, este lugar está lleno de colorido y rodeado de un vistoso jardín con su respectiva fuente.

Dentro de sus lugares de interés se encuentra la Basílica de la Inmaculada Concepción, la Capilla de la Villita, la Parroquia de Santiago Apóstol, el Santuario del Honguito, el Salto de Quetzalapan, los Portales y la ExHacienda de Atlamaxac y la de Amoltepec. Esta última dedicada a cultivar el maguey, a producir aguamiel y el tradicional pulque.

5. Xicotepec de Juárez

Foto por Jaontiveros / CC BY
Foto por Jaontiveros / CC BY

Escondido entre la Sierra Norte de Puebla, este maravilloso lugar se cubre de cascadas y árboles de frutas tropicales, plantas medicinales y el perfume inconfundible del café que se cultiva en sus fértiles tierras. Es sede de una de las
fiestas más importantes para los brujos y chamanes de las etnias de Puebla, la celebración del dios Xochipilli, que es una deidad de suma importancia para varios pueblos indígenas de Puebla.

La niebla de las montañas que lo rodean da el toque de calma para que las formaciones naturales como la quebrada de La Garganta del Diablo se puedan contemplar o explorar. Dentro de su arquitectura, resalta la Parroquia de San Juan Bautista, una construcción agustina del siglo XVI. El misticismo y folklore de este lugar sin duda te atraparán.