La arquitectura en la era imperial china

arquitectura en la era imperial china

Originada en el territorio de la llanura existente entre los ríos Amarillo (Hoang Ho) y Azul (Yang-Tse Kiang), la civilización china es una de las más antiguas del mundo, por lo que, tempranamente, logró desarrollar una arquitectura asombrosa que se caracterizó por la utilización de la madera y por los espacios amplios y profundos, así como por el empleo de barnices coloridos. La utilización de la piedra también predominó en el alzamiento de obras militares.

La dinastía Jin (265-420 E.C) es uno de los períodos más significativos de la historia de la arquitectura de este país oriental, puesto que en tal época imperial se lograron perfeccionar varias de las técnicas de construcción que, posteriormente, fueron adoptadas por diversos arquitectos en varias regiones de la nación. Es más, muchos de los santuarios budistas de gran importancia se construyeron en esta época como el templo Daxingshan, que hasta hoy es un lugar de veneración para los creyentes.

El catálogo de la arquitectura en la era imperial china sería realmente extenso y, para los interesados, les recomendamos libros introductorios sobre ese asunto como la obra de Cai Yauxin intitulada Arquitectura China (2013). Sin embargo, para satisfacer la curiosidad de los aficionados a los edificios de las épocas pasadas, hemos preparado un breve listado de las construcciones más relevantes de este hermoso país.

1. La Ciudad Prohibida

Palacio Imperial
© Ingimage

Ocupando 720 mil metros cuadrados, este es uno de los edificios más emblemáticos de Pekín. Su construcción se debe al emperador Yung y se demoró en levantarlo catorce años (1406-1420). El apelativo de «Ciudad Prohibida» se debe al intenso resguardo con que contaba la estructura para proteger a sus habitantes, que llegaron a ser 9 000 personas.

2. Palacio de Verano

Palacetes y jardines
© Shutterstock

La construcción de este complejo de edificios se comenzó en el siglo XVIII y se le conocía como «Jardines de la Claridad Perfecta». El nombre no podía ser más exacto, ya que aquí se podrá hallar un gran parque que aglomera palacetes, templos y jardines. Fue el lugar de residencia preferido por los emperadores de la dinastía Qing.

3. La Gran Muralla China

Arquitectura china
© Shutterstock

Otra de las estructuras de gran renombre de la época imperial es la Gran Muralla China, que se hizo con el propósito de defender los dominios nacionales de las incursiones de los pueblos del norte. Alrededor de 220 a.E.C se empezó con su erguimiento y se finalizó en el siglo XV cuando la dinastía Ming se encontraba en el poder. Se la incluyó como una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo en 2007.

4. Gran Pagoda del Ganso Salvaje

Pagoda china
© Shutterstock

La existencia de esta impresionante pagoda se debe al emperador Goazong, que ordenó su construcción en 652 E.C y en ella se guardaron muchas de las reliquias que el erudito y monje Xuanzang logró reunir durante su peregrinaje de 16 años a la India. Sus experiencias están descritas en su famoso y admirable libro Viaje al Oeste en la Gran Dinastía Tan.