LA PRIMERA VEZ… QUE ME MUDO

Por @Impact Photography

Siempre hay un momento en la vida del ser humano cuando le toca volar y ser independiente, puede serlo de manera individual o compartiendo su espacio con una pareja o un roommate, pero es cierto que la primera vez debe ser algo que se planee con detalle.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) 2016, 26.3% de los hogares en México, corresponden a hogares familiares sin la presencia de hijos y a hogares no familiares.

La tendencia apunta claramente en algunas direcciones, por ejemplo, las Baja Californias, la Ciudad de México, Colima y Quintana Roo, tienen un comportamiento hacia esta concepción, con una mayor cantidad de individuos interesados en buscar su autonomía.

Para ellos, Lamudi México pone sobre la mesa cinco consejos antes de empacar todo:

Revisar nuestras finanzas

Mirar en nuestra cuenta bancaria y saber cuánto dinero tenemos disponible, así como tomar en cuenta el sueldo, es un punto a considerar antes de buscar una propiedad. Te recomendamos apartes 30% de tus ingresos para destinarlo a la renta o el pago de la hipoteca.

Otros elementos que hay que agregar además del pago del mantenimiento (si es un departamento) son los servicios como agua, luz, gas, internet entre otros que seguramente tendrás que pagar a parte.

Finalmente, antes de firmar el contrato de compraventa o arrendamiento, te sugerimos añadir al presupuesto los seguros para la vivienda contra incendios, sismos y robo, por otro lado, el propietario del inmueble seguramente pedirá un depósito inicial como garantía, equivalente a una cantidad igual o mayor a la primera mensualidad.

¿Qué buscas?

El estilo de vida es un aspecto a tomar en cuenta. Identifica una zona que esté próxima a tus actividades tanto laborales, como de esparcimiento, para que no te lleve tanto tiempo desplazarte.

Una vez acudas a la cita para conocer la propiedad en vivo y en directo, camina por los alrededores para localizar las estaciones de policías y bomberos más cercanas, las escuelas, supermercados, hospitales, los centros de atención ciudadana, revisar el pavimento de la zona, e incluso, las vías de acceso colindantes.

El espacio

Verifica las dimensiones y las cualidades que se prometen en el anuncio, como los metros cuadrados, el número de habitaciones, el estado de la propiedad (en caso de ser usada), que cuente con las instalaciones necesarias y que funcionen correctamente.

¿Cuándo me mudo?

Antes de empacar y de subir todo al camión, toma una pluma y papel y escribe todo lo que necesites: refrigerador, lavadora, secadora, microondas, toallas, sábanas, edredones, mesa del comedor, plancha, entre otras cosas que serán imprescindibles para vivir.

¿Qué hacer la primera noche?

Es importante desempacar de a poco, no lo hagas todo en un mismo día, tómate tu tiempo. Lleva un cambio de ropa y un neceser para la primera noche, por evitar sacar todo de las maletas. Suma a esto llenar la alacena con lo básico, leche, huevos, frijoles, arroz, queso y jamón para desayunar y comer al otro día.

Así que no esperes más y sigue estos importantes pasos para mudarte a tu primer hogar.