Check-list antes de tener un perro en casa

Al independizarte, comienzas a construir un hogar con las historias que compartes entre las cuatro paredes, con las cosas que poco a poco le dan un toque único, y también con la familia que vas formando con tus roomies, pareja, hijos y mascotas. Entre las mascotas preferidas por los mexicanos están los perros, que pueden jugar diversos roles dentro de tu departamento o casa.

Puede ser un compañero de juegos cuando regresas del trabajo o los fines de semana, un vigilante que cuida de tu hogar día y noche o el amigo perfecto para salir a correr en el parque. Sin embargo, tener un perro en casa implica muchas responsabilidades y un compromiso de tu parte a largo plazo, pues ambos compartirán un hogar.

Lamudi, el portal inmobiliario líder en México te presenta algunos puntos a considerar antes de recibir en tu casa a un nuevo integrante de cuatro patas:

1. Agua. Siempre debe haber agua disponible en casa en un plato especial para el agua. Cuando salgas a pasear con él, lleva un plato más pequeño y una botella con agua fresca; recuerda que los perros no eliminan el calor corporal tan fácil.

2. Comida. Esto va más allá de comprar cualquier tipo de croquetas en el supermercado. Debes comprar un alimento que se adecuado de acuerdo al tamaño, edad y necesidades físicas de tu perro.

3. Cobijo. Si tu perro va a dormir dentro de la casa, necesita de un espacio cómodo y que sea sólo de él. Si va a dormir afuera, necesita una pequeña casa que le proteja del calor, frío, lluvia y viento, dependiendo de la temporada del año.

4. Entrenamiento. Requiere paciencia y tiempo, pero esto te permitirá tener tu casa en orden (satisfacer sus necesidades fisiológicas, por ejemplo). También incluye enseñarle cómo comportarse con las visitar y en lugares públicos.

5. Ejercicio. Aun cuando tengas mucho espacio en casa, es recomendable sacar a tu perro a caminar. Le sirve para explorar y tener actividad física. No hacerlo puede traducirse en travesuras que piden a gritos una salida a pasear.

6. Atención veterinaria. Los perros, al igual que las personas requieren vacunas para prevenir enfermedades, y tratamiento oportuno cuando estás son inevitables. Todo esto implica invertir cierta cantidad de dinero.

7. Compañía. Tu perro va a necesitar de tu atención cuando estés en casa, ya sea que juegues un rato con él, vean juntos la televisión o simplemente te acompañe a hacer cosas tan elementales como barrer el patio o lavar la ropa.

8. Cepillado. Dependiendo de la raza, todos los perros de pelo largo o corto necesitan que se les cepilles con artículos especializados para mantener un pelaje limpio y sedoso.

9. Espacio. Sin importar que tu casa sea grande o chica, un perro requiere de un espacio propio, ya sea que esté triste, enfermo, cansado o simplemente no tenga ganas de interactuar. Es importante que respetes esto.