Casa vs. Departamento

© Shutterstock

Independizarte y vivir en tu propia casa o departamento, sin importar si piensas rentarla o comprarla, es un excelente primer paso. Sin embargo, decidir entre una casa o un departamento puede no ser tan obvio como piensas. Primero, debes considerar que hay muchos tipos de casas y departamentos, lo cual podría implicar ciertas complicaciones al momento de decidir.

Después vienen varias consideraciones a tomar, como son las dimensiones de la propiedad, la presencia o ausencia de vecinos, el mantenimiento y la limpieza de los espacios tanto interiores como exteriores, entre otros. Es por eso que Lamudi, el portal inmobiliario líder en México te presenta las principales ventajas e inconvenientes de vivir en una casa o un departamento.

1. Las batallas con los vecinos

© Shutterstock
© Shutterstock

Si vives en una casa, lo más probable es que no tengas que lidiar con tanta frecuencia con tus vecinos, como si lo hicieses en un departamento. Si quieres cambiar el color de las paredes exteriores u organizar una reunión en la noche, tendrás mucho menos inconvenientes que si vivieras en un edificio con otros residentes. Es tu espacio y son tus reglas.

Pero nos todo es negativo con respecto a los vecinos si vives en un departamento. Quizá no tengas toda la libertad de cambiar el aspecto interior del edificio, el material de las tuberías o hacer tantas fiestas como quisieras, pero puedes estar seguro de encontrarte en un espacio constantemente transitado, lo cual sin duda desalentará a los ladrones.

2. Después de una película de terror

© Shutterstock
© Shutterstock

Admítelo: eres adicto a las películas de terror, y no hay nada mejor para ti que pasar un sábado por la noche viendo un filme de este género al borde de tu asiento. Sin embargo, la experiencia será muy distinta si vives en una casa o en un departamento. Un ruido a la mitad de la noche será menos escalofriante dentro de un departamento, rodeado de otros habitantes, que en una casa sola.

Sin embargo, si por algún motivo los zombies decidieran atacar tu ciudad, quizá sea más fácil organizarte con tu familia dentro de una casa para poder combatir el apocalipsis zombie. Si no sabes qué hacer en caso de que los muertos vivientes se acerquen a tu casa, en este enlace puedes leer todo lo necesario para hacerles frente.

3. Los espacios al interior

© Shutterstock
© Shutterstock

Cuando te decides a vivir en una casa, una de las grandes ventajas son los espacios amplios, que permiten una mayor independencia a los habitantes, al haber un mayor número de habitaciones y de estancias para realizar las actividades cotidianas. El contar, por ejemplo, con una pieza de televisión y un estudio separados, permitirán una mejor realización de tareas.

En un departamento la amplitud de los espacios es casi siempre una limitante. Sin embargo, también ofrece ciertas ventajas, como lo son una mayor convivencia entre los integrantes del hogar, así como una mejor interacción y aprovechamiento y organización de los espacios disponibles, lo cual te ayudará a tener dentro de tu casa sólo lo necesario.

4. Llegó la hora de la limpieza y las reparaciones

© Shutterstock
© Shutterstock

A menos de que seas alguna de las princesas de Disney y cuentes con un ejército de animales del bosque, o seas Tim Allen en la emisión televisiva Mejorando la Casa, esta es una de las partes que a nadie le gustan de vivir solo, pero las que no puede evitar: limpiar la casa y hacer todas las mejoras que el tiempo y el uso vuelven necesarias en cualquier hogar.

Quizá en este rubro sean los departamentos los que tengan las de ganar. Sus espacios son más pequeños y por lo mismo, más fáciles de limpiar y mantener en óptimas condiciones, además de que en el caso de los exteriores los gastos son compartidos con otros condóminos. En una casa, aunque todo se hace cuándo digas y cómo quieras, el tiempo y los gastos corren por cuenta tuya.

5. Niños y mascotas

© Shutterstock
© Shutterstock

No importa si eres soltero o recién casado, estos son dos factores a considerar al momento de rentar o comprar una casa o un departamento. Si eres un recién casado, quizá debas considerar qué tan pronto piensan tu pareja y tú tener hijos… y cuántos. Será un elemento muy importante especialmente cuando piensen en el número de habitaciones y el espacio que requieran.

Las mascotas también son otro factor a considerar, debido a sus necesidades particulares. Tiene mucho que ver si es una raza grande o pequeña, aunque esto no siempre es determinante: los perros de la familia terrier son particularmente inquietos. También tiene que ver qué tan limpios sean los animales: los gatos por ejemplo son más ordenados que los perros.